martes, marzo 29, 2005

Siete diferencias

Diferencias entre el stalinismo y el nazismo, sin recurrir antinomias, cinceladas por Zizek. (Se escribió mucho sobre el totalitarismo, y esperamos que enhorabuena las exploraciones del pensador esloveno en tierras criollas desemboquen en una aliviante exégesis del peronismo.)

3 comentarios:

Diego dijo...

Zizek nos dice: "Es necesario elegir entre los bandos y proclamar que el fascismo es fundamentalmente peor que el comunismo." ¿Elegir entre esos dos bandos? ¿Todavía hoy siguen siendo los dos bandos a los que debemos atenernos?
A Zizek lo corrieron tanto por izquierda que desde hace unos años no deja de hacerle mimos a la paleoizquierda (rescatar la figura de Lenin, reavivar el mito de la revolución violenta, ahora esta nota). Se nota que se está adaptando rápidamente al medio intelectual local. No es fácil estar en los zapatos de Sarlo.

P.D.: ¿Se dan cuenta en donde se termina por enojarse con Derrida?

HeiLdegger dijo...

En el film citado, "Ser o no ser" de Lubitsch, precisamente Lubitsch en contra del prejuicio caricatural de la opiniòn pùblica que incluyò a Charles Chaplìn ("El gran dictador") o màs recientemente a Roberto Begnini, se propuso demostrar que los nazis sì pretendìan mostrar un "rostro humano" y ser refinados (¿què otra cosa es Leni Riefenstahl?).

En "Stalingrado" tambièn resurge como un leit motiv el latiguillo alemàn: "¿Lo ve? No somos monstruos, somos humanos".

El planteo de Zizek es preguntarse por el sexode los àngeles, realmente ¿què puede importar si Stalin tenìa tres milìmetros de superioridad ètica por sobre Hitler?.

Sabemos hoy ya, ademàs, que no la tenìa, que asesinò a todos los que podìan hacerle sombra (Hitler sòlo le pidiò a Roemmel que se suicidara despuès de enterarse que fue uno de los conspiradores del atentado de 1944).

El discurso encubridor utilizado por Hitler es menos simpàtico que los manifiestos econòmicos de Marx pero en la mera pràctica, Hitler tambièn fue recibido con pètalos de rosa a su paso, precisamente en el Este!y tambièn no dejò atrocidad por descubrir.

Condenar el stalinismo no es abominar del ideal de igualdad, dejèmonos de joder.

Pablo dijo...

Diego: me encantan los epítetos de Verbitsky, pero elegiste el peor ("paleoizquierda"). Te insisto: siempre hay bandos, siempre hay que elegir, la vida es cruel, etc.