sábado, octubre 08, 2005

Nuit blanche

En la Nuit blanche que cada año se realiza en París, distintos artistas intervienen el espacio público de París. Hugo Bonamín, artista nacido en Francia, pero con ascendencia argentina y residente en Buenos Aires desde 1999, intervino la Iglesia de Saint Merri el reciente primero de octubre, retirando las sillas y poblando el espacio litúrgio con signos artisticos que, en un lugar en apariencia protegido de las luchas mercenarias que día día libra el hombre contemporáneo, abren en el expectador un lugar paradójico de reflexión: en un refugio invertido por el arte, la institución deviene en forma identificadora, y el hombre encuentra mejor predisposición y potencia para la introspección histórica. Acá, imágenes de la intervención e información objetiva y menos entusiasta acerca de la muestra.

5 comentarios:

Emily Santiago dijo...

How Many Feeds Really Matter: Part 2
Today at Web 2.0, Jim Lanzone, Senior Vice President of Search Properties at Ask Jeeves, updated his "What Feeds Matter" blog post from July using some new numbers obtained by mining the Bloglines database.
Find out how you can buy and sell anything, like things related to private road construction on interest free credit and pay back whenever you want! Exchange FREE ads on any topic, like private road construction!

paula dijo...

en un refugio invertido por el arte, donde la institución deviene en forma identificadora, el hombre encuentra mejor predisposición y potencia para la introspección histórica?!?!?!?!?!?!??!?!?!

oliverio coelho dijo...

PARa su seguridad, vamos a revisar el texto, ay que fue escrito a los empellones

Pablo dijo...

En argentina se hizo algo parecido el año pasado. En simultaneo con Medellin y Barcelona, en quilmes se hicieron cosas en la via pública, por ejemplo, y grupo de teatro estuvo las 24 Hs del día, haciedo pequeñas representaciones (performances) en distintos puntos de la ciudad. Muy bueno estuvo.

oliverio coelho dijo...

Sí, claro, y seguramente salió mejor, pero como no conocí a nadie... Mi amigo Bonamín vivía en la calle Perú. Debo conocer poca gente, no me enteré. Aunque en realidad me interesa un cuerno el arte -salvo en el caso de amigos-, el medio es snob y la obra secundaria!!!